Gestión de Energía

Como producto del cambio climático que se experimenta a nivel global y con gran afectación a nivel del entorno socioambiental nacional, el uso eficiente y sostenible de los recursos energéticos se ha hecho no sólo progresivo, sino también imperativo e impostergable, tanto en las prácticas de las instituciones como en los hábitos y rutinas de sus comunidades.

La llamada «transición energética» desde los combustibles fósiles hacia el uso de energía proveniente de fuentes con menores o nulas emisiones de gases de efecto invernadero y renovables, es un fenómeno que transformará gradualmente nuestras ciudades, instituciones y estilo de vida. De este modo, las ERNC y la eficiencia energética se perfilan como las principales oportunidades para hacer frente a los desafíos de cambio climático y a los compromisos globales y nacionales relativos a la reducción de emisiones.

En el ámbito de gestión institucional, la PUCV implementa mejoras en materias de ahorro energético desde 2005, cuando por medio de un plan de ahorro aplicado en Casa Central, se inicia el recambio de luminaria por una de bajo consumo, junto a la instalación de sensores de movimiento en zonas de poco tráfico público, iniciativas a las que se fueron sumando otras en el resto de sus sedes e instalaciones.

Posteriormente, en 2008 la Universidad adapta sus mediciones de energía desde unidades de pesos chilenos ($) a unidades físicas comparables anualmente (KW/H), a fin de iniciar su medición y seguimiento anual en sus Reportes de Sostenibilidad, avanzando así con la consolidación de un indicador que permitiría un nivel de comparabilidad y evaluación necesarias para las mejoras a implementarse.

Asimismo, y de manera gradual, las medidas y cambios que un día fueron aislados pasaron a formar parte de las prácticas de construcción de nuevas escuelas y sedes, incorporando luminarias de bajo consumo, diseños tendientes al aprovechamiento de la luz natural, medidas de aislamiento térmico, equipos de bajo consumo y uso de temporizadores que, entre otras medidas, permitieran hacer un uso más consciente y eficiente de la energía.

Actualmente, la PUCV trabaja en la consolidación de tales prácticas a fin de que tales Criterios de Construcción Sostenible constituyan un elemento distintivo, respondiendo así al Plan de Desarrollo Estratégico Institucional 2017 – 2022, que en uno de sus lineamientos, se perfila como una “Universidad de Calidad y Sostenible”, fruto del diálogo, ideario y proyección de toda la comunidad universitaria.

Recurso
  • «Guía Didáctica para Docentes – Eficiencia Energética en Educación Básica». El propósito de esta guía es abordar la eficiencia energética desde el ámbito pedagógico, de gestión, y de las relaciones con el entorno, de un modo didáctico que resulta de utilidad para alumnos de educación básica, docentes interesados y, en general, para todo público interesado en ahondar en la temática, a fin de comprender las bases de un fenómeno tan complejo y multifacético como la energía y potenciar el desarrollo de conceptos, procedimientos y actitudes orientados a potenciar la búsqueda e implementación de medidas que contribuyan a una cultura de sostenibilidad energética.

Conoce más sobre este material AQUÍ

Intensidad Energética

La medición de intensidad energética, se calcula en función de las variables de consumo energético anual y los metros cuadrados de superficie construida de la institución.

Por medio de su registro, la Universidad fortalece una cultura de autoevaluación que busca promover la implementación de mejoras y medidas que apunten a la eficiencia energética, respondiendo a indicadores del Global Reporting Initiative (GRI) y del Reporte y Evaluación de la Sustentabilidad en Instituciones de Educación Superior (RESIES), entre otros.

 

Hitos de Avance

2005:

  • Se comienza a implementar un Plan de Ahorro de Energía Eléctrica, el cual contempló el reemplazo de ampolletas por otras de bajo consumo e instalación de sensores de movimiento en lugares de poco tráfico, específicamente en la Casa Central.

2008:

  • A partir de este año, la Universidad cuenta con información consolidada del consumo de energía eléctrica en KW/H y de gas en M3, transformando sus mediciones de pesos chilenos a unidades físicas comparables anualmente, de acuerdo a lo recomendado por la Global Reporting Iniciative (GRI).

2010:

  • Se continúa avanzando en el recambio de ampolletas convencionales por eficientes, expandiéndose de la Casa Central a otras sedes de la PUCV, reemplazando un total de 250 ampolletas. 
  • Se realiza la mantención de equipos electrógenos, calderas y motobombas, además del cambio de calderas y termoacumuladores, medidas que apuntan al ahorro de agua, gas y electricidad (inversión total de $38.700.000)
  • Se realizó una campaña de recambio de estufas, invitando a direcciones y unidades académicas a cambiar sus estufas eléctricas por estufas a gas licuado.  

2012:  

  • PUCV adhiere al Acuerdo de Producción Limpia, a través del Núcleo de Biotecnología Curauma (NBC), comprometiéndose con el cálculo y reducción de su huella de carbono, tarea que se ha realizado desde entonces en los edificios NBC 1 y NBC 2.
  • Se instalan calderas en el Edificio de Literatura y Ciencias del Lenguaje, sumándose a las ya existentes en Casa Central, Escuela de Agronomía y Campus Curauma, permitiendo abastecer de agua caliente a laboratorios, casinos, baños del personal, gimnasios y camarines.

2013:

  • Se realiza una corrección administrativa y contractual de tarificación del consumo de energía eléctrica. Aunque sin tener un impacto operativo, la medida generó una disminución en la facturación de 2013 con respecto al año anterior.

2015:

  • Implementación de tecnología Led en el Edificio de Ingeniería Bioquímica (EIB), pasillos de edificio de Literatura en Campus Sausalito y espacios comunes de la Escuela de Kinesiología en Campus Curauma.

2017:

  • Por medio de su Dirección de Plan Maestro, la PUCV avanza en la consolidación de prácticas o Criterios de Construcción Sostenible, sumando anualmente medidas de mejoras de eficiencia energética y espacios en su gestión de desarrollo de proyectos.