Gestión de recursos hídricos

Conscientes de la urgencia planteada por su entorno socioambiental, la PUCV ha declarado su compromiso con la generación de acciones y medidas encaminadas a la optimización de los recursos hídricos utilizados en el marco de sus funciones, así como también con el fomento de una cultura de responsabilidad en los ámbitos de formación e investigación.

La crisis hídrica experimentada a nivel global y, de modo específico en nuestro país, se ha transformado en una realidad ineludible, refrendada por datos y estadísticas que informan sobre la gravedad de la problemática y su impacto en nuestros modos de vida y supervivencia.

De acuerdo a antecedentes contenidos en la Política Nacional para los Recursos Hídricos, Chile posee un déficit de agua de 82,6 m3/s, el cual aumentará a 149 m3/s al año 2030. Igualmente, nuestro país figura dentro de los 30 países del mundo con mayor riesgo hídrico al 2025, según el Instituto de Recursos Mundiales (2015). 

La Universidad por medio de su Dirección de Operaciones y Servicios, contempla entre sus funciones la adquisición y mantención de equipamiento, gracias a lo cual se avanza gradualmente en mediciones que apuntan a la optimización de sus recursos hídricos, cuyas cifras de consumo son publicadas anualmente desde 2009 por medio de sus Reportes de Sostenibilidad.

Si bien aquellos valores pueden verse incrementados por variables poblacionales o de infraestructura, la Universidad plantea en su Plan de Desarrollo Estratégico (2017 – 2022) y en consonancia con su Política de Sostenibilidad (2015), que «con el fin de ir reduciendo progresivamente las brechas identificadas en materia medioambientalse implementarán protocolos para el buen uso de la energía y el agua, así como también buenas prácticas en el tratamiento de residuos de distinta naturaleza». 

De esta manera se plantea la implementación de mejoras e iniciativas que apunten a optimizar el uso de recursos en todas sus sedes e, igualmente, a promover la incorporación de hábitos y valores que apunten a la consciencia de toda la comunidad universitaria.

Hitos de Avance

2013:

  • Implementación de un Sistema de Control Biológico adosado a la planta, que permite recuperar el agua en un 100% para riego. Este sistema degrada residuos sépticos y aguas servidas compuesto por materia orgánica fecal, grasas, aceites y productos químicos orgánicos. El agua reciclada se deposita directamente al canal de riego comunitario de Quillota.

 

2014: 

  • Construcción de dos nuevos pozos en el Campus Curauma, cuyas aguas de fuentes subterráneas son utilizadas para regadío.

 

2015:

  • Instalación de llaves con fluxómetros para mayor control en los sistemas de regadío.

 

2017:

  • El Plan de Desarrollo Estratégico Institucional (2017 – 2022), en concordancia con la Política de Sostenibilidad, se hace cargo de este compromiso, declarando en su cuarto lineamiento «Universidad de Calidad y Sostenible», que «con el fin de ir reduciendo progresivamente las brechas identificadas en materia medioambiental, se implementarán protocolos para el buen uso de la energía y el agua, así como también buenas prácticas en el tratamiento de residuos de distinta naturaleza. Se desarrollarán iniciativas de sensibilización de la comunidad en torno a estas materias». (Lineamiento 4, «Universidad de Calidad y Sostenible», objetivo estratégico 3, «Mejorar la gestión de los recursos financieros, físicos y de las tecnologías de la información»)
  • Se realizan reparaciones y mejoramiento de sanitarios que contribuyen a aminorar pérdidas de agua durante el año

 

2018:

  • La Escuela de Agronomía aumenta sus índices de agua reciclada y recirculada en un 30% en relación al año anterior, por medio de su planta de tratamiento de aguas con Sistema de Control Biológico que permite su recuperación en un 100%. (1.950 M3 en 2018, en relación a los 1.500 M3 del año 2017)

 

Recursos
  • Atlas Calidad del Agua de Chile 2020: La protección de la calidad del agua es clave en la gestión de esta, puesto que una degradación de la calidad del agua puede limitar los usos humanos (p. ej. consumo humano, agricultura, industria) y el ecosistema (United Nations Environment Programme, 2008). En este sentido, la generación de información de calidad del agua, tanto de aguas superficiales como subterráneas, junto al desarrollo de modelos conceptuales y modelos cuantitativos, son herramientas imprescindibles para la toma de decisiones y el desarrollo de políticas públicas en torno al agua.

Ingresa aquí 

CONSUMO HÍDRICO ANUAL 

Es un estándar de medición recomendado en temáticas hídricas por el Reporte y Evaluación de la Sustentabilidad en Instituciones de Educación Superior (RESIES) en su indicador DI 33 (Consumo hídrico por persona) y tiene como propósito la medición comparativa del consumo hídrico anual a fin de evaluar consumos generados (directos e indirectos) y contar con un indicador para la mejora en medidas de ahorro y optimización de este valioso recurso, en coherencia con el cuarto lineamiento del Plan de Desarrollo Estratégico Institucional que se compromete con ser una Universidad de «Calidad y Sostenible».

El Reporte y Evaluación de la Sustentabilidad en Instituciones de Educación Superior (RESIES) es una herramienta desarrollada por la Red Campus Sustentable que tiene por objetivo facilitar la transición de las Instituciones de Educación Superior (IES) hacia la sustentabilidad. Está diseñada específicamente para el contexto Latinoamericano y funciona tanto como una guía como un medio de evaluación y reporte de la sustentabilidad de las IES.

La PUCV se une en 2014 a la Red Campus Sustentable, instancia de alianza que reúne a instituciones de educación superior chilenas para promover el intercambio de experiencias y fomentar el uso de herramientas de evaluación que permitan avanzar en materias de desarrollo sostenible.

 

AGUAS RECICLADAS Y RECIRCULADAS

Por medio de su Escuela de Agronomía ubicada en Quillota, la Universidad implementa en 2013 en su planta de tratamiento de aguas, un Sistema de Control Biológico que permite degradar residuos sépticos y aguas servidas para recuperarlas en un 100%, siendo más tarde depositadas directamente al canal de riego comunitario de Quillota para ser utilizadas en los sistemas de regadío existentes.

De este modo, el sistema adosado a la planta de tratamiento, ha permitido incrementar los volúmenes de aguas recicladas y recirculadas anualmente, en función del consumo de la población universitaria, como se observa en los Reportes de Sostenibilidad que la PUCV publica anualmente.

 

Revisa aquí los Reportes de Sostenibilidad