La iniciativa solidaria llama a la comunidad universitaria que esté en posición de hacerlo, a ir en ayuda de los sectores más vulnerables en la región, que se han visto fuertemente afectados por la actual crisis sanitaria.

El virus COVID-19 representa una de las pandemias sanitarias más graves que han golpeado al planeta a lo largo de su historia, provocando una profunda crisis social y económica. Nuestro país y región no han escapado a esta realidad y han sido los sectores más vulnerables y carenciados los que han sufrido la cara más oscura de esta pandemia, impactando en realidades ya precarias en términos de sanitarios, laborales, de vivienda y alimentación, entre otros. 

Es por ello que la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso a través de su rector, Claudio Elórtegui, hace un llamado a la comunidad universitaria que esté en posición de hacerlo, para tender una mano al prójimo, sumándose a la campaña solidaria organizada por la Diócesis de Valparaíso.

“Hoy, de una u otra manera, todos estamos viviendo un momento en extremo difícil, y somos conscientes de que siempre hay personas que lo están pasando peor y necesitan de una mano fraterna que pueda salir a su encuentro”, expresó el rector.  Agregó que “en estas circunstancias la sociedad civil debe sumarse a la acción del Estado y asumir un compromiso con los más necesitados”.

En la Diócesis de Valparaíso se han generado espontáneamente más de 2.600 iniciativas solidarias, que han surgido en parroquias y agrupaciones en las que participan numerosos religiosos y laicos motivados y comprometidos con ayudar a las familias y personas más afectadas de la región.

Respondiendo a su vocación de servicio social, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se ha sumado a dicha iniciativas, iniciando una campaña de recolección de fondos que refuerce estas acciones solidarias antes mencionadas. “Queremos salir al encuentro de nuestros hermanos más desvalidos, como una forma de agradecer a Dios por contar con un empleo en tiempos difíciles de incertidumbre”, añadió la autoridad.

“Hacemos una invitación para que colaboren quienes estén en condiciones de hacerlo, entendiendo que no todos se puedan sumar y también que otros están aportando en iniciativas distintas”, concluyó.

Para ello, y como una forma de materializar esta acción solidaria en forma reservada, se ha dispuesto para este fin, en forma exclusiva, la cuenta corriente que más abajo se indica.  Los aportes que se reciban serán entregados al Obispado de Valparaíso para apoyar las iniciativas solidarias antes mencionadas.

¿Deseas sumar tu granito de ayuda? Hazlo anónimamente, por medio de una transferencia electrónica a la cuenta que se señala a continuación:

Datos para transferencia

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Cuenta Corriente Banco Scotiabank
Número de cuenta: 30019805
Rut: 81.669.200-8
Correo: tesorero@pucv.cl